domingo, 31 de enero de 2010

Fuego lento

Massive Attack desvela por fin su quinto disco, el primero que el grupo publica en siete años

MASSIVE ATTACK | El disco 'Heligoland' sale a la venta el lunes 8 de febrero

DAVID SAAVEDRA

"Si vale la pena hacer algo, vale la pena hacerlo lentamente". El lema que Massive Attack ha colocado en su MySpace es la definición perfecta de su espíritu. Siete años han transcurrido desde que la banda de Bristol editase su anterior álbum, '100th Window', lo que ha hecho de su quinto disco un trabajo tan esperado como el 'Third 'de sus paisanos Portishead.

Igual que ellos, Robert 3D Del Naja y Grant Daddy G Marshall se han empeñado en huir de su posición como referentes del sonido trip-hop de principios de los años 90 y reinventarse en un álbum plagado de invitados estelares que, en sus palabras, mezcla optimismo y realidad. Al teléfono, un jovial Daddy G (Bristol, 1959).

PREGUNTA.- ¿'Heligoland' ha tardado tanto por inseguridad, por exceso de perfeccionismo o porque hay algo en el ambiente de Bristol?

RESPUESTA.- 3D es la persona más perfeccionista que he conocido. Con él nada está nunca finalizado, lo cual es muy bueno, pero a veces es necesario decirle "déjalo así, que ya está listo". Es difícil dejarse llevar, porque somos muy críticos con todo lo que hacemos. Pero el proceso no ha sido tan largo, en realidad sólo hemos tardado ocho meses, lo que sucede es que en estos siete años hemos estado casi constantemente de gira. Ahora no nos podemos permitir pasarnos un año en el estudio, necesitamos hacer dinero para poder ser creativos.


P.- Algunas de las nuevas canciones las probaron en sus directos de 2009. ¿Cambiaron mucho en el proceso?

R.- Sí, de hecho teníamos el álbum terminado, salimos de gira y lo volvimos a grabar de nuevo. Notamos que no había demasiada cohesión entre los temas, faltaba dinamismo. Nuestros dos primeros trabajos eran muy de estudio pero, ahora, pensamos mucho en cómo sonará en vivo. Basándonos en eso cambiamos un poco la dinámica; por eso llamamos a Tim Goldsworthy (DFA), para que nos echase una mano con algunas programaciones.

P.- En 2006 grabaron en Nueva York con David Sitek (TV On The Radio). Él apuntó que lo que estaba saliendo era como retomar la esencia de Massive Attack pero haciendo algo diferente al mismo tiempo.

R.- Eso fue bastante gracioso porque estuvimos en el estudio con su vocalista, Tunde Adebimpe. Tuvimos su voz deambulando por ahí durante dos años y medio, pero la volvimos a grabar apropiadamente este año. Lo que hicimos con David fue sólo un esbozo, pero yo creo que no sonaba como los viejos Massive Attack, porque trabajamos con ideas muy simples, no tan cercanas a 'Blue Lines' (su debut, de 1991). En aquel disco era muy difícil penetrar, mientras que 'Heligoland' es más cálido y te puedes sentir atraído más rápidamente por las canciones. El primero era una casa con la puerta y las ventanas cerradas; ahora la puerta está abierta, entras y te encuentras con el fuego de la chimenea y una botella de vino.

P.- Precisamente TV On The Radio parecen haber retomado su herencia al unir sonidos blancos y negros.

R.- Nosotros empezamos como DJs en los 80 con Nellee Hooper, Tricky, Mushroom..., y era una mezcla entre diferentes culturas y músicas y diferentes procedencias étnicas. Crecimos en Bristol inspirados por ello, pero no se superponía ningún estilo: todo era, simplemente, música.

P.- ¿Es cierto que quieren que Burial remezcle todo el álbum? R.- No. Burial nos encanta, es muy aventurero y nos gustaría que hiciese algo con nosotros, pero ya veremos.

P.- ¿Ven conexiones entre el 'dubstep' y el 'trip-hop' original? Parece que el 'dubstep' retoma la línea más oscura, urbana y claustrofóbica del 'trip-hop', justo antes de que se pervirtiera y se convirtiese en música amable y ambiental.

R.- Yo odio el término 'trip-hop' y todo con lo que se le terminó por asociar. Hubo mucha imitación cuando aparecimos. A mediados de los 90, a cada músico al que le encargaban la banda sonora de un documental o de un anuncio le decían: "Haz algo como Massive Attack". Aquello exageró absolutamente lo que habíamos encontrado y, por eso, nunca quisimos emular lo que habíamos hecho antes; en cada disco hemos buscado un paisaje diferente, romper el papel y empezar de nuevo. Mucha gente ha dicho que Massive Attack sentó las bases del 'dubstep'; es halagador, el estilo nos encanta y hay un claro sentimiento compartido, pero creo que ese género tiene su propia entidad.

P.- Usted no participó en la grabación del anterior álbum, '100th Window' (2003), y se especuló con que había dejado el grupo, como ya hiciera Mushroom tras 'Mezzanine' (1998). ¿Qué sucedió exactamente?

R.- La verdad es que no nos llevábamos tan bien en aquella época, había una mala atmósfera. Al mismo tiempo, mi novia estaba a punto de dar a luz a nuestro primer hijo y yo quería dedicar menos tiempo a la música y más a mi familia, así que decidí limitarme a tocar en directo con el grupo. Desde entonces ya he tenido tres hijos y ahora me apetecía ser creativo de nuevo y regresar al estudio. Es así de simple.

P.- Han grabado temas con las voces de Liz Fraser, Dot Allison, Mike Patton y Terry Callier que finalmente no están en el disco. ¿Qué va a suceder con ese trabajo?

R.- No lo sé (ríe). Quizá reservemos esos inéditos para el próximo álbum. Hemos sido muy selectivos, pero el CD dura 72 minutos. Existiendo ahora iTunes y todo esto la gente hace sus propias selecciones de temas. Quizá por ello nos hemos decantado por las canciones más largas (ríe).

P.- Damon Albarn es el vocalista estrella de 'Heligoland'. ¿Qué tal ha sido trabajar con él?

R.- Estupendo. Es un gran amigo y un genio. La gente todavía le llama el rey del britpop, cuando en realidad es el rey de muchas músicas, como demuestran sus diferentes proyectos. Es una máquina de información e ideas.

P.- 3D y él se implicaron juntos contra la Guerra de Irak en Reino Unido. ¿Les causó eso muchos problemas?

R.- (Largo silencio). Eeeeh... Sí (risas). Mucha gente evita meterse en ese tipo de cosas, no quieren tener una opinión. No diré nombres, pero hubo un par de músicos que nos criticaron mucho y que opinaban que Damon y 3D se pusieron en primera línea de la protesta para ganar notoriedad.

P.- '100th Window' era un álbum con un alto contenido político, pero veo 'Heligoland' como un disco más intimista.

R.- No te dejes engañar por eso, hay muchas canciones de amor que en realidad tienen un mensaje social o político. Hay que hurgar, es lo que siempre ha buscado Massive Attack. No son temas con los que a primera escucha puedas decir: "¡Oh, esto es jodidamente fabuloso!". Tienes que escuchar varias veces hasta: "Ah, ahora lo pillo, ahora veo a dónde quieren llegar". Odio las cosas directas y con subidón de azúcar, prefiero que se descubra todo lentamente.

P.- El clip de 'Paradise Circus' incluye declaraciones de la actriz porno Georgina Spelvin e imágenes de su película 'The Devil In Miss Jones'. ¿Cómo se les ocurrió la idea?

R.- Massive Attack ha hecho vídeos muy caros, pero ahora hemos decidido encargárselos a gente que los haga baratos y que no tengan que corresponderse con los singles. La idea fue del director, Toby Dye.

P.- ¿Pensaron en la posibilidad de que poca gente va a acceder a él por la censura?

R.- Aaaaah... sí (ríe). Pero queríamos hacer algo diferente y, de todos modos, cuantas más trabas te pongan para verlo, más ganas vas a tener de verlo.

P.- Ese tema es interpretado por Hope Sandoval. ¿Le preguntaron si se sentía cómoda viendo su voz vinculada a imágenes pornográficas?

R.- Mmmmm, sí, pero no te voy a responder a esto.

Fuente: El Mundo