domingo, 31 de enero de 2010

Creadora de personajes inolvidables

Silvina Reinaudi, con Marimonia, un personaje adorable desde el teatro y la televisión

Silvina Reinaudi es una de las mejores exponentes del teatro infantil y adelanta cómo será su próxima obra

Por Ruth Mehl

"El teatro para chicos, fundamentalmente, tiene que entretener. Con buenas armas, con calidad profesional, trabajo riguroso en todos sus aspectos: actuación, libro, música, vestuario, escenografía, puesta." Silvina Reinaudi se refiere a algo que conoce muy bien. La avalan sus premiadas obras para títeres y actores, los Premios María Guerrero y Atina a la trayectoria, y la nominación al Premio Konex. "Antes yo era fundamentalmente una titiritera -dice, con su amplia sonrisa-. Ahora estoy en un cambio de roles." Se refiere a la dimensión que están tomando otras actividades suyas, como dramaturgia, dirección, construcción de muñecos y docencia. Es coordinadora de talleres para titiriteros en ámbitos oficiales y privados, y docente de taller del Instituto Nacional de Teatro y del IUNA (Instituto Universitario Nacional de Arte).

Además de participar en varios programas de TV para niños, la creadora estrenó títulos que se convirtieron en clásicos inolvidables para la platea menuda y sus acompañantes: entre ellos, El dueño del cuento, Huevito de ida y vuelta, La caja cerrada, Sietevidas la gatópera . Algunos de sus personajes, Rito, Marimonia, Unito, Sietevidas, se recortaron con perfiles muy definidos en el humor y la ternura y ocupan un lugar en el recuerdo de varias generaciones. " Huevito de ida y vuelta se está por dar una vuelta por China", acota su creadora, divertida.

Actualmente, está ocupada con varios proyectos y aporta algunos detalles de uno: "Prácticamente listo; sólo esperando que se defina la sala donde se estrenará".

"Con Carlos Gianni y Enrique Federman -explica- quisimos trabajar juntos nuevamente después de nuestra experiencia en La fila . Así surgió Esto no es serio , que tiene dramaturgia mía, música de Gianni, dirección de Federman, coreografía de Gaby Goldberg." A su vez, integran el elenco Marcelo Albamonte, Denise Cotton, Mariela Kantor y Jorge Masseli. "Para no adelantar muchos detalles, puedo decir que se trata básicamente del juego: jugar por jugar, reírnos porque nos divertimos juntos. Una canción lo resume: «La risa es la libertad que se nombra de otro modo; yo no me río de nadie, porque me río con todos». Reírse con otros es maravilloso; abre puntas insospechadas para la diversión; puntas que, sin duda, los niños exploran muy bien", concluye enfáticamente.

Pero con respecto a estos conceptos, es contundente en su filosofía: "Esto se contrapone a la búsqueda de la risa en la burla, en hacer el ridículo del otro, recurso vergonzoso, lamentablemente muy explotado en ciertos programas de televisión. Como si no pudiéramos encontrar la auténtica diversión sin lastimar al otro".

Silvina afirma que muchos hacen teatro para los niños por una necesidad de expresar cosas en forma directa. "Es como lo hace el teatro, con ellos ahí, para percibir sus emociones, para comunicarles realmente algo que nos importa. Invitamos a los niños al teatro por las mismas razones por las que ponemos en sus manos un buen libro o les contamos cuentos, o les hacemos escuchar música, o los llevamos de paseo: estamos compartiendo con ellos lo que nosotros valoramos."

Fuente: La Nación