martes, 24 de noviembre de 2009

Manos a la obra

Arrancaron los preparativos fin de año 2009 en La Plata

En distintos barrios de nuestra ciudad ya comenzaron a organizarse los grupos de jóvenes que construirán los muñecos de fin de año. Se realizará un taller de prevención y capacitación para la utilización de pirotecnia.

La proximidad de las Fiestas, el entusiasmo adolescente y los mandatos de la tradición hicieron que en distintos barrios de nuestra ciudad comenzaran a organizarse los grupos que construirán los muñecos de fin de año. Algunos se encuentran en pleno debate de la elección de la figura, y otros ya empezaron a acumular cajones de verdulería en el interior de sus viviendas. La Comuna, en tanto, anunció la realización de una serie de talleres, destinados básicamente a evitar el uso de pirotecnia ilegal y a respetar las ordenanzas municipales.

Los cursos de prevención se desarrollarán, desde la primera semana de diciembre, en el Pasaje Dardo Rocha y la intención es que participe al menos un representante de cada grupo de constructores. Allí, les entregarán un diploma que podrán presentar cuando comiencen las inspecciones de Control Urbano.

Algo es seguro: una vez más, La Plata hará valer los pergaminos que la acreditan como la capital del muñeco de fin de año. Lo llamativo es que entre el grupo de personas que colaboran con el Municipio, hay un ciudadano español que adquirió su experiencia en Valencia, donde también construyen momos.

Se trata de José Manuel Echevarría, que al ser consultado por Hoy dijo lo siguiente: “Trataremos de encausar esta tradición como una fiesta que puede tener una proyección impresionante a nivel provincial, nacional e incluso internacional como la de Valencia”.

Las actividades

Desde diciembre se llevará a cabo el taller de prevención previo a la autorización de los muñecos. A los asistentes se les entregará un cartel con la correspondiente habilitación, que deberá exhibirse el día de la quema.

“Nos encargaremos de la prevención en múltiples facetas, no solamente de lo que tiene que ver con los cuidados en relación al fuego”, dijo este colaborador externo del Consejo de Prevención y Seguridad ciudadana de La Plata.

Según se indicó, los permisos para construir y quemar muñecos deberán solicitarse en la dirección general de Control Urbano. El trámite requerirá la presentación de un boceto de la estructura a realizar, y un escrito en el que deberá especificarse su tamaño, materiales a utilizar y ubicación. El cierre de la inscripción será el 20 de diciembre y el permiso se otorgará de manera gratuita.

Además de ajustarse a las dimensiones máximas que establecerá el Municipio, los muñecos no deberán afectar a las personas, las viviendas, el cableado ni al arbolado público.

No podrá haber quema de muñecos a menos de 300 metros entre uno y otro, pero en la avenida de circunvalación, la distancia se reducirá a 100 metros.

Según se indicó, los que no se ajusten a estas exigencias no serán autorizados.

Una tradición que se prende fuego

Una investigación llevada a cabo por integrantes del Centro de Identidad y Desarrollo (CID) de La Plata,reconstruyó la historia oral de los barrios. Allí cuentan que el primer muñeco nació en el década del 50 en la puerta del almacén y bar de 10 y 40 -propiedad de Luis Tortora- para homenajear a un jugador de Cambaceres.

En aquella época, las calles se vestían de fiesta con guirnaldas multicolores que colgaban de los árboles, tradición que hoy perdura en La calle de las luces (ubicada en Los Hornos). A partir de entonces, los muñecos se fueron perfeccionando. Después del payaso con el letrero de “Cambaceres campeón 1956”, llegaron el homenaje al tranvía 14 (en 1966) y un gigantesco Juan Moreira. Hoy cada barrio tiene su propio muñeco.

Fuente: Hoy