jueves, 16 de diciembre de 2010

Un ambicioso libro busca dar cuenta de las muchas historias que cruzan La Plata

Hoy en el galpón de la grieta

16.12.2010 |Se presenta La Plata, ciudad inventada de Celina Artigas. Habrá relatos y música

La Plata, ciudad inventada es un libro ambicioso en el sentido estricto de la palabra. Así lo concibió su autora Celina Artigas. Tales emprendimientos muchas veces suelen transformarse en cruzadas imposibles y terminan por desvanecerse en el aire o naufragar antes de llegar aguas seguras. Eso poco debió importarle a la autora a la hora de meterse en la confección de este libro, como compiladora, y que persigue como máxima recoger la mayor cantidad de relatos que sirvan para construir o explicar La Plata. Ya desde el prólogo advierte: "La Plata fue una ciudad pergeñada sin gente que la habitara, sin contemplación de las posibles formas de surcarla", pero ¿qué ciudad nace pensada en pos de sus habitantes? ¿Buenos Aires en su primera fundación lo estuvo? la Roma de Rómulo y Remo, ¿también? Y así podemos seguir adelante, el mérito del libro no está en fundar nada sino en multiplicar las voces de todos aquellos que le dan sentido al hecho de vivir en una ciudad. Pero no debe olvidarse que La Plata, ciudad inventada es un libro ambicioso, que desde su prólogo propone una lectura si se quiere revisionista, y que sorprende gratamente desde su edición. Un cuidado box acoge al libro, pero además una hoja de ruta, un mapa que ubica en el cuadrado perfecto a artistas, periodistas, narradores y una interesante muestra de postales, que llegan acompañadas de letras de canciones, de reflexiones, de poemas. Y como ocurre con todos los libros, está la instancia de la presentación, que será esta tarde a las 19.30, en el Galpón de la Grieta (18 y 71) oportunidad en que la autora estará acompañada -seguramente- por los 80 actores que participaron del proyecto y por las canciones de la banda Mostruo!, que sonarán en plan acústico.

Hace casi 20 años, en 1991, Nicolás Shumway editó en Estados Unidos el libro The Invention of Argentina, un trabajo sobre las llamadas “ficciones orientadoras” de nuestro país en el siglo XIX. Ese trabajo no tardó en recibir distintos premios, entre ellos de The New York Times y de The Latin American Studies Association. Un año más tarde ese ensayo fue publicado en español por el sello Emecé, que en 2002 lanzó una segunda edición revisada: La invención de la Argentina. Historia de una idea. En esas páginas Shumway, deja entrever que las ficciones orientadoras son “creaciones tan artificiales como ficciones literarias” pero que “son necesarias para darles a los individuos un sentimiento de nación, comunidad, identidad colectiva y un destino común nacional”. Quizás Artigas haya leído el libro de Shumway, quizás no; pero lo importante es que de algún modo La Plata, ciudad inventada da cuenta a partir de sus páginas -pero sobre todo de las historias que se cuentan- de todo un arsenal de relatos que dejan al descubierto la movilidad artística, que desde siempre tuvo la ciudad trazada por Pedro Benoit y fundada por Dardo Rocha, en aquel ya lejano 19 de noviembre de 1982.

Pero, ¿cómo nace un libro de estas características? “Esteban Rodríguez me propuso hacer una compilación de relatos de escritores de La Plata, y a mí me parecía que tenía que tener una idea más de eso, y de alguna manera la ciudad llena de artistas, y tenía más sentido que en el libro apareciera ese espíritu de La Plata y la manera en que se daba. Que cada uno recorriendo su camino propio solo, acompañado o en conjunto con otro, lograra terminar de cruzarse con otro que había elegido otro camino. Partimos pensando en tener 30 artistas en general, escritores y poetas y de pronto la propia dinámica de la ciudad y cómo la gente está acostumbrada a relacionarse, terminó trayendo cada vez más convocados al libro, y en un punto rebasó la expectativa, y de treinta pasamos a 80 personas, y cada uno tratando de encontrar donde estaba La Plata”.

Mientras que sobre el por qué del nombre del libro Artigas aclara que “Era difícil encontrar otro nombre que no contuviera el nombre de la ciudad, de alguna manera 'La Plata' la tenía que decir y después de todas las opciones 'inventada' era la más apropiada, por esto de cada uno inventando sus propias trayectorias en el campo del arte en el que se dedicara y de alguna manera inventando la ciudad, y diciendo los motivos por los que tantos otros quieren quedarse en ella.Y en términos más personales encontrar un vehículo para explicarles a quienes no viven acá o amigos que no son de acá que tenía esta ciudad que me hacía elegirla, yo soy de Mar del Plata”.

De historias, de eso se alimenta el libro y al fin y al cabo eso es lo que cuenta. Historias que hablan de una ciudad que es, pero también de La Plata que ya no es. Edificios que no existen, noches tan recordadas como añoradas, música en el aire, personajes que no están, amores que pudieron ser. Historias que puedan dar cuenta de una fundación, o simplemente contar un momento, un instante, un segmento más allá del todo.

Fuente. http://www.elargentino.com/nota-118635-medios-122-Un-ambicioso-libro-busca-dar-cuenta-de-las-muchas-historias-que-cruzan-La-Plata.html

1 comentario:

Berenice dijo...

Muy buen blog! Me gusta la idea de resaltar la importancia de los artistas y personalidades que existen en en nuestra ciudad.